Vivimos en una inestabilidad gigante en el planeta tierra, como seres humanos debemos ir a la par con el planeta tierra, este se encuentra en una fase de inestabilización enorme que nos afecta a todos pero debemos estar en sintonía con él para no quedarnos en lo mismo.

Creemos que debemos dejarle todo a Dios, no poseemos la inteligencia lógica para manejar una realidad, creemos que Dios es el único responsable de nuestro progreso y de nuestro fracaso, decimos cosas que hacen que baje el nivel de ese gran Dios como… “que sea lo que Dios quiera “o sea que si es malo o bueno viene de él.

No usamos el poder que tenemos, debemos pensar que la intención de un gran Dios siempre va a ser buena, Dios no es dador de nada malo.

El estrés libera energía oscura, al liberarse la energía propia de los órganos se deshidrata, se empasta y se reseca la piel, el estrés no solo es de lo físico sino de lo espiritual, el miedo a morir, el miedo que se muera algún ser amado, esto se generaliza en toda la raza humana.

Al no producir buenos pensamientos se generan hasta crisis depresivas, tenemos el concepto de realidad desordenado, solo pensamos que las cosas se arreglan con dinero, usted está alejando el concepto de solucionar su vida al estar más estresado, debemos saber cómo producir buena energía para que el estrés disminuya y consigamos las soluciones.

Tenemos una crisis espiritual porque no reconocemos que es lo verdaderamente importante, el alma es el mayor tesoro que debemos conservar, la tranquilidad del alma es lo más importante, nos desordenamos espiritualmente porque con cualquier cosa se nos daña la tranquilidad.

Venimos en un recorrido de un programa genético manipulado de que si vemos alguien sufriendo en la calle le damos dinero, dar limosna está implantado en nosotros, creemos que dar limosna nos hace mejores, el problema es que quien necesita verdadera ayuda no pide plata, pide alimento y ayuda de otro tipo, porque el dinero no es una creación de un gran Dios.

Cuando tenemos problemas de dinero y consideramos que el dinero lo es todo, en el momento que nos llegue ese dinero él nos dará a entender que “el dinero no lo es todo “vendrán más problemas que no se podrán solucionar con dinero que nos generaran mucho más estrés y más problemas.

El universo es una fuerza pensante que no tiene forma y usted le dará la forma que desee mediante su poder de implantación y decreto, usted acude al universo a pedir algo que es posible, sus deseos y pensamientos se convierten en realidad, usted también debe ser consecuente y consiente de pedir cosas lógicas que se adapten a las realidades del ser humano, usted no venga a pedir cosas que no son posibles en esta realidad.

El sistema lumínico es una red interna etérea, que está en el plano de la energía, tenemos diferentes sistemas que regulan nuestro organismo, pero el sistema lumínico es etéreo que se distribuye perimetralmente, alrededor de nuestro cuerpo y lo abarca por completo.

Si usted tiene su aura limpia, se proyecta, visualiza, mentaliza y proyecta imágenes holográficas que más adelante se harán realidad, si usted tiene el campo de energía limpio, si usted tiene un proyecto puede realizarse más fácilmente, las cosas se le darán de manera más efectiva, si usted desea algo que se haga realidad algo que va a cambiar su vida usted debe tener su campo de energía limpio, porque lo que piensa y desea con tanto anhelo debe tener el campo de energía limpio para conseguirlo, después de esto usted piensa diferente en relación con su proyecto o su deseo.

Creemos  aseguramos que entre más pronunciemos la palabra “DIOS “más espirituales somos, pero es totalmente errado, l micropartícula divina que todos tenemos tiene una serie de actividades y de pulsaciones, cuando pronunciamos mucho “vagamente “la palabra Dios se genera una fuga de energía en el aura humana, cada vez que usted abusa al pronunciar el nombre de Dios para todo está atentando contra la micropartícula divina.

Pídale a Dios cosas que sean importantes, no pronuncie su santo nombre en vano, no le pida cosas banales, que no generen ningún reconocimiento espiritual, no le pida a un gran Dios cosas que usted puede solucionar humanamente, debe poner y darle un nivel a ese gran Dios que se merece como un ser superior.

RECORDEMOS

MICROPARTÍCULA DIVINA

Cada ser humano y ser viviente tienen estas macropartículas, los seres humanos somos privilegiados cuando en nosotros está el poder de materializar las cosas, en nosotros prima una micropartícula divina que es la micropartícula de Dios, o sea una parte de él que está en nosotros, cuando el ser humano se enferma es un deterioro físico, emocional, existencial, cuando una persona está enferma se buscan los medios para que se cure, primero que todo la medicina, pero la micropartícula que lo acompaña está en el aura humana y una parte de ella en el alma humana.

Los seres humanos poseemos un alma individual, los animales no, ellos tienen un programa genético, todos los elementos vivos de la naturaleza son creación de un gran Dios, catalogar a algunos animales y formas de vida como malignas no, cuando un ser humano está enfermo y la medicina no obra comienza a pedirle a Dios que lo saque de esa enfermedad, así la persona no sea muy espiritual ella se ve con el deseo de pedirle a Dios.

Esa micropartícula hace un proceso pulsante en nosotros, cuando al persona va enfermando esa micropartícula se va debilitando, “solo creyendo en Dios hacemos que el exista”.

Hay que distinguir los niveles diferenciales espirituales para encausarnos en lo que queremos en la vida y así la micropartícula aumenta, se sabe que debemos ser pacíficos, espirituales, debemos ser longevos, debemos reorganizar la parte orgánica, debemos tener un estado inspiracional, debemos sentir a Dios en nuestro interior, nada de esto sucede, somos lo que algún día alguien va a llegar a ser, en los estados espirituales estamos enredados y confundidos, las cosas materiales no tienen una micropartícula divina de Dios.

Nosotros hoy en día consideramos que un computador, un celular vale más que una persona, anteponemos cosas sobre personas, no reconocemos los estados espirituales y así nos matamos incluso por cosas materiales, las ganas de poseer todo lo material nos llevan a cometer este error.

Cada uno de nosotros somos expertos en decir lo que vemos de los demás, cuando estamos en un estado enfermante, una enfermedad, la parte racional es acudir al médico, cuando él le da el protocolo de medicina, usted debe hacer caso a lo que le medican y le indican, la micropartícula divina desarrolla estados frecuenciales de cada órgano, es cuando se dice que el poder sanador está adentro.

Cuando una persona está enferma es correcto pedirle salud a Dios pero en la base frecuencial alta, no llorando, ni diciéndole que nos vamos a morir, la micropartícula desarrolla estados de sanación propia.

Es un estado donde la persona hace unos procesos de pulsación, todos los seres humanos que estamos acá la tenemos, solo en la historia de la humanidad hay dos seres humanos que han resucitado, Jesús y María, cuando una persona muere no tiene la micropartícula divina, debe haber algo supremo para inyectar la micropartícula divina.

Esta micropartícula pulsa 10.000 veces al día, esto dividido 24 horas al día da 416 veces por hora y 7 veces por minuto, cuando una persona está sana se dan estas pulsaciones por hora, si está enferma estas pulsaciones se reducen a la mitad, así mismo los órganos no reciben el estímulo energético adecuado, pero ¿porque se reducen a la mitad?

La persona dice y acepta que la enfermedad se la mando Dios y micropartícula fricciona con lo que en realidad es, si estamos enfermos no debemos decir que Dios nos puso la enfermedad sino que Dios va ayudarnos a salir de ella, culpamos a Dios de ella, él es un componente puro de energía que provee al ser humano de los mejores estados espirituales y materiales.

Si tenemos una micropartícula divina es para que nos mantenga vivo desarrollando todo lo que deseamos hacer como seres humanos.

*Si decimos que la enfermedad nos vino de Dios la micropartícula disminuye a la mitad.

*Creo que a través de esa enfermedad Dios me va a matar, esto hace que disminuya más la micropartícula.

La micropartícula divina se alimenta de estímulos reflejados por el amor propio, el amor a un gran Dios, esta micropartícula divina no obedece a los conceptos religiosos ni de oración, es individual en cada ser humano y se desarrolla o se anula en cada ser humano.

No necesitamos a Dios para todas las cosas.

Cada vez que pidamos la ayuda de Dios para cosas banales la micropartícula tiene un exceso de pulsaciones, si pedimos a Dios algo banal la micropartícula se deteriora, cuando usted entienda que a Dios no hay que pedirle cosas banales sino que él debe ser invocado para cosas supremas que no tienen solución terrenal es que su micropartícula va a desarrollarse.

En un estado espiritual alto la micropartícula pasa de 10.000 a 35.000 pulsaciones al día, por hora 1458 y 24 por minuto.

Cuando un ser amado muere el alma se suelta, muchas personas mueren de pena moral, si una madre muere se siente en la parte abdominal, usted puede tomarse 1000 pastilla y no se cura el dolor, la micropartícula divina comienza a ocasionar un desorden emocional porque murió un ser amado, esa micropartícula divina desarrolla estados de iluminación, el Dios interno que tenemos nos da la forma para modificar nuestro entorno.

Con el purificador de alma número 4 que estamos trabajando podremos desarrollar nuestro propio sistema de sanación interna, si tenemos un tumor podemos desmolecularizarlo, en este momento estamos preparándonos para llegar a esta etapa con la primera parte del purificador número 4.

Si el ser humano llega a las 2500 pulsaciones por día, quiere decir que está muy enferma y no presenta mejoría, el cuerpo está trabajando solo y no ayuda divina que lo está impulsando, le está dando el mínimo de energía a todo el componente humano, se deteriora el ser humano en su parte física, si a esto le añadimos que se hagan protocolos malignos la persona puede llegar a la muerte.

El estado de micropartícula divina funciona con las pulsaciones de esta, pero ¿qué significan las pulsaciones? las pulsaciones son el grado de permeabilidad que tiene el organismo al recibir la energía de un mundo supremo espiritual creado por Dios, indican que dentro del núcleo del alma esta la micropartícula divina y que cada vez que pulsa suelta determinada energía para diferentes órganos, obedece a los estímulos espirituales, cuando alabamos a Dios la micropartícula divina se estabiliza enormemente, si usted dice la adoración esto hace que la micropartícula divina genere las pulsaciones adecuadas para usted.

La energía oscura es una nueva codificación de energía donde los pensamientos malos se van al campo de energía al igual que los buenos, como son malos tiene una alta concentración de energía mala, esta se desborda y penetra en los diferentes espacios del cuerpo holográfico y el físico, sobre todo en las articulaciones, después se deposita en los órganos formando materia oscura, tumores y quistes.

La energía oscura se carcome la energía lumínica, produciendo más energía oscura, por eso cuando una persona sufre de dolor en las articulaciones este dolor la incapacita, de ahí debe hacer los YACCO DESPOJO para eliminar esta energía oscura, puede dar la eliminación de materia oscura, secreción nasal, y secreción por los  ojos, con el tratamiento que usted haga con el YACCO DESPOJO puede presentar resequedad en la piel al retirar la energía oscura pero es algo leve.

Mientras usted use el YACCO DESPOJO debe tomar gradualmente agua fría, puede sentir dolor leve en el área del ombligo, los órganos debemos mantenerlos limpios, buena alimentación, poca carne.

El ser humano es una modificación genética, no somos los mismos de hace 2000 años, seguirá siendo así, en el futuro no seremos los mismos de ahora, los niños que vienen no va a ser necesario darles tanta comida, los animales como los perros, tendrán un nuevo programa genético que será de mucha más ayuda para el ser humano, los animales como los pájaros cambian la frecuencia vibracional de un entorno, cada animal propio de la naturaleza tiene un programa genético para ayudar al planeta y al ser  humano.

Conscientes del infinito AMOR A DIOS.
Esperamos de ustedes una aproximación mayor a ÉL.
Confío que esta información sea provechosa en la búsqueda de sus ideales basados en la evolución y respeto, solo así alcanzaremos una gran sensibilidad y un alto grado del desarrollo del SER.
BRISSA AVHALON
Share This