La vida de todos los seres humanos se relata y se reduce a dos términos significantes y significativos al mismo tiempo, evolución y Trascención.

La evolución de cada ser humano relata que un ser humano con característica básica de este mismo denota un ser humano que cree en Dios pero que también a su misma vez cree en las consecuencias malignas de este mismo Dios.

Un Ser humano básico no evoluciona dentro de la forma real y más fácil posible sino dentro de la forma más agresiva y larga contenida en el alma de este ser humano es decir la propia historia de la evolución de cada uno.

Cada ser humano tiene un estado de evolución, un estado de congruencia y un estado de simpatización con un propio Dios y con un propio universo.

El tratar de ser empáticos con el universo y simpatizables con Dios indica que es un ser humano que busca el bien en todas sus referencias posibles dentro de un mismo planeta.

La evolución espiritual relata que un ser humano es capaz de alejarse de un mundo emocional duro, de un mundo emocional nocivo y drástico en donde la mente dosifica nocivamente a cada ser humano dándole por la calidad de vida y de pensamientos pequeñas dosis de veneno espiritual, quiere decir que pensando mal se evoluciona para el mal, pensando bien se evoluciona para el bien.

Cuando somos empáticos con un gran Dios y simpatizables también con él, este ser humano se va alejando de todas las características primordiales de dolor, enfermedad, vejez, muerte, frustración, pérdida de la alegría, pérdida de la vida, pérdida de los deseos de estar cada día en pie y de adorar a un gran Dios.

Cuando ya se nota a un ser humano que va evolucionando es un ser humano que poco nombra a Dios pero que mucho lo adora en su diario vivir.

Adorando a Dios el ser humano recibe gradualmente partículas divinas de energía que permiten que este ser humano avance en todos sus propósitos tanto humanos, espirituales y dimensionales.

Pasado este esquema de adoración a Dios entramos en un esquema de alabanza y de fusión con un mundo espiritual, a este esquema se le llama la Supra Evolución o la Trascención Supra Espiritual, relata que el ser humano es capaz de alejarse ya de los Karmas, activarse en los Dharmas, alejarse de la pobreza y en determinada época de su vida decidir si quiere regresar nuevamente a la vida humana o permanecer en el círculo espiritual formando parte esencial de los seres espirituales con capacidad humana para asistencia de un planeta tierra.

Cada uno de nosotros decidimos que vida queremos llevar conforme a nuestros estados mentales de sanidad, de poder, de adoración.

Cada ser humano es capaz de decidir también que punto quiere sobrellevar en esta vida si una vida pobre, si una vida próspera, si una vida saludable o una vida enferma, decidiendo desde mi parte espiritual, decidiendo desde la parte espiritual de cada ser humano que sabe elegir qué tipo de comportamiento evolutivo necesita para su vida.

Qué tipo de persona necesita cada ser humano para poder evolucionar.

Qué tipo de frecuencia.

Qué tipo de codificación.

Qué tipo de identidad requiere ese ser humano para ser un ser humano próspero económicamente, feliz emocionalmente y que a este ser humano lo acompañen los mejores seres de un planeta.

Qué tipo de evolución, qué tipo de Trascención escoge un ser humano para poder vivir feliz eternamente.

La eternidad, la eternidad es un paso básico para cada ser humano que sale de la propuesta inicial de evolución en donde solo se transmite sacrificio, dolor y muerte y sale de este proceso para entrar en un proceso de salvación, alegría y eternidad.

Escogiendo el propio beneficio de alegría, eternidad este ser humano se acerca también a un proceso que se llama Trascención es decir este ser humano altamente ya cambiado, altamente codificado, altamente transformado en sus etapas espirituales es capaz de declarar al universo lo que desea para su vida presente y también decidir si quiere regresar o no a este planeta a volver a vivir las mismas historias a repetición o realidades virtuales ocasionadas en este planeta.

Dentro del proceso de eternidad también se da un proceso de vida eterna en un punto de energía es decir el alma sigue viviendo sin un cuerpo.

Cada uno de los seres humanos puede elegir el tipo de evolución de acuerdo al trabajo permitido por él mismo, si se aleja este ser humano de la maldad, si se aleja este ser humano de la envidia, del deseo de hacer mal, del pensamiento atiborrado negativo para él y para las personas, si este ser humano se acerca al bien pensando positivamente, pensando luminosamente, pensando frecuencias altas a nivel dimensional es un ser humano que progresa, es un ser humano afortunado, es un ser humano rico en dinero, es un ser humano rico en valores, es un ser humano rico en la evolución.

Promoviendo cada evolución espiritual, cada ser humano escoge la vida que quiere a futuro.

La realidad que cada ser humano piensa hoy es la realidad que está efectuada en los próximos 3, 4 o 5 meses a futuro, en lo que piensas hoy eso será tu futuro, en lo que determinas hoy tu pensamiento las buenas realidades se alimentan o se destruyen con el pensamiento de hoy, el pensamiento de mañana deteriora el pensamiento del ayer, el paso del presente y del futuro unidos en un sola línea de tiempo y espacio por consiguiente hay que tener un pensamiento activo constante que determine la evolución del propio ser.

Si desea tener un pensamiento activo constante piense lo mismo muchas veces por muchos días y su futuro se verá reflejado en el.

Cada ser humano tiene un Dios interior y este Dios interior no morirá jamás.

Conscientes del infinito AMOR A DIOS.
Esperamos de ustedes una aproximación mayor a ÉL.
Confío que esta información sea provechosa en la búsqueda de sus ideales basados en la evolución y respeto, solo así alcanzaremos una gran sensibilidad y un alto grado del desarrollo del SER.
BRISSA AVHALON
Share This