La fase de vida de todo ser humano radica principalmente en el buen estado de funcionamiento de toda la parte trascendental y existencial de ese ser humano con relación a un Dios, con relación a un planeta tierra, con relación a un universo.

Cada ser humano es poseedor de un gran poder tanto de construcción, restitución y de destrucción de su propia existencia a lo largo de la historia de la creación.

Cuando un ser humano piensa bien hace parte y reflejo de una parte espiritual buena donde ese ser humano se cataloga como seres humanos que merecen vivir en un estado de tiempo y espacio sano, constructivo, favorable socialmente y también con un estado de salud muy favorable.

Cuando los seres humanos en colectivo desean algo malo así sea a la distancia quiere decir que ninguno se conoce pero están pensando pensamientos con una frecuencia adecuada ya sea para lo malo o para lo bueno para por un estado de información al centro del planeta tierra y por el eje de la gravedad se vuelve real aquí en el estado dimensional de la raza humana. Cuando estos estados se vuelven reales la misma naturaleza desconoce que es un estado principal de ella vivir de esta forma y recibir condensaciones producidas por los seres humanos.

Las tragedias de un planeta indican:

  • Que el ser humano no tiene aún la capacidad de reconstruir el propio planeta con los avances técnicos, tecnológicos y los avances científicos.
  • Que los seres humanos existentes en la era universal actual del planeta tierra están reconvirtiendo su verdadera función en seres autómatas y robots con un solo propósito ¨vivir económicamente positivo¨.

También cuando la naturaleza reacciona de una forma no acorde a ella quiere decir que está rechazando también el ultraje, la humillación, el desequilibrio y el maltrato de los seres vivientes habitantes en ella produciendo así una fase de relación nociva naturaleza contra ser humano.

El ser humano se ha declarado enemigo del planeta tierra y a su vez el planeta tierra ha declarado que el ser humano es el principal componente nocivo y el enemigo primordial del propio planeta tierra.

Así los avances científicos estén en su furor ninguna sociedad, ningún ser humano puede salir ileso de un desastre natural sin antes haber llenado una serie de requisitos primordiales para salvarse de los desastres naturales.

Para un ser humano salvarse de un desastre natural se requiere también de una fase de entrenamiento positivo, de una buena relación energética, dimensional y espiritual con todos sus ejes centrales de vida, su alma, su espíritu, su campo futuro, su bien vs su mal.

Cuando un ser humano pide salvarse de desastres naturales y también pide ser reconstruida su vida es un ser humano que está empezando a entender que debe ser amigo de todas las partes espirituales buenas  benignas que lo van a construir y le van ayudar a sobrevivir en el planeta y a su vez la naturaleza y el propio planeta reconoce este ser humano por los hilos, por las redes filamentosas magnéticas del planeta que es un ser humano que está aportando energía gradual al propio planeta tierra, la energía  de la vida consistente y eterna.

Un ser humano que provoca el bien, un ser humano que trabaja para el bien es un ser humano que funciona muy bien. Desde el año 2017 hasta el año 2022 se pronostican alrededor de 3.500 desastres naturales provocados en terremotos que van albergar mucha masa o mucha mortandad de seres humanos.

Los seres que van a  resultar ilesos son las razas de animales en los cuales son pacíficos, el mar en su continuo ir y de venir de información genética modificada también va a dar como resultado una expulsión de bacterias, virus y microorganismos nocivos para el ser humano.

El ser humano que no llene un requisito primordial que es una vibración aumentada, perfeccionada y exacta espiritual es un ser humano que está condenado a morir por los propios medios que una vez lo vio nacer.

Dentro de toda la información de un concilio galáctico estas tragedias y desastres naturales se están convirtiendo no en una venganza de la naturaleza sino en el rechazo de cuerpos extraños en ella, quiere decir entonces que la naturaleza y el planeta están reconociendo al ser humano nocivo como un cuerpo extraño en ella que ve la necesidad de sacarlo y de eliminarlo de la existencia de ella.

Un ser humano que se promueva en el bien, que piense en el bien es un ser humano que el planeta tierra lo acepta y hace proveedor a este ser humano de muchas ventajas tanto energéticas planetarias como también en el mundo espiritual.

El ser humano debe promover no solamente su parte social económica sino también su parte espiritual y servir de referencia a los nuevos seres humanos que están por nacer antes del enclaustro de la reproducción nativa del planeta tierra quiere decir que va haber muchos años  en donde no va  a nacer ningún ser humano, las mujeres fértiles se volverán estériles y así mismo con el sexo masculino.

La raza de seres humanos se va ver altamente disminuida, se pasará de nueve mil setecientos cuarenta millones (9.740.000.000) alrededor de siete mil cien millones (7.100.000.000) en donde los seres humanos que se cataloguen malos dentro del mundo espiritual y dentro del concilio galáctico son seres de cuerpo extraño en el propio planeta tierra.

Habrá la caída de grandes gobiernos, una nueva amenaza nuclear será promovida también por el sistema ruso, por el sistema oriental en donde se ve amenazado en su propio poder de destrucción pero también en estas zonas habrá cataclismos y terremotos de gran magnitud en donde muchos de los protagonistas de estas guerras morirán en el desastre natural.

Se promueve el amor, se promueve el bien y esta información se da como aviso primordial a todos los seres humanos que la escuchen para dar un proceso de reconversión y una advertencia, cambiar el pensamiento, cambiar el deseo es volver a vivir, pensar en positivo, pensar bien, declarar cosas buenas para el planeta es indicativo de un ser humano propio del planeta.

Los seres humanos incrédulos, burlescos, agresivos que solo desean el mal son declarados cuerpos extraños del planeta tierra y así mismo serán destruidos y sacados del planeta tierra dentro del eje central de existencia.

Cada ser humano tiene un Dios interior y este Dios interior no morirá jamás.

Conscientes del infinito AMOR A DIOS.
Esperamos de ustedes una aproximación mayor a ÉL.
Confío que esta información sea provechosa en la búsqueda de sus ideales basados en la evolución y respeto, solo así alcanzaremos una gran sensibilidad y un alto grado del desarrollo del SER.
BRISSA AVHALON
Share This