Los aneurismas cerebrales matan a la gente súbitamente todos los años, sin embargo pocos de nosotros sabemos cuáles son las señales de advertencia de este ataque mortal. Estudios recientes sugieren que el 90% de los estadounidenses no están seguros de lo que realmente es un aneurisma cerebral. De hecho, entre el 6% y el 9% de la población tiene un aneurisma, lo que hace esta falta de conocimiento aún más trágica. En esta guía aprenderás información importante acerca de los aneurismas cerebrales, y todo lo que puedes hacer para detectar las señales antes de que suceda lo peor. 

La historia de Lisa Colagrossi

¿Te suena la historia de Lisa Colagrossi? Esta presentadora de noticias de EE.UU. murió en 2015 de un aneurisma cerebral, con solamente 49. Lisa era una mujer trabajadora que un día empezó a sentir dolores de cabeza intensos. Después de discutirlo con su marido, decidió dejarlo pasar y seguir adelante con su trabajo. Por desgracia, cayó enferma y murió sólo dos semanas después de que los dolores de cabeza empezasen.

Tras su muerte, el esposo de Lisa fundó la Fundación Colagrossi (LCF)para concienciar públicamente sobre el ‘asesino silencioso’ que acabó con la vida de su mujer. Según el “la falta de conocimiento es lo que impidió a Lisa ir al médico antes de que fuera demasiado tarde”.

Esta historia ilustra la importancia y necesidad de un conocimiento más ampliamente extendido sobre los aneurismas cerebrales.

¿Qué es un aneurisma cerebral?

Howard Riina, neurocirujano en el Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York, describe un aneurisma cerebral como un ‘debilitamiento’ de la pared en uno de los vasos sanguíneos del cerebro. Esta debilidad permite que la pared forme una protuberancia, debido a la presión de la sangre que corre a través de los vasos. Cuando dicha protuberancia se ‘sobre-infla’ puede romperse y entonces filtrarse la sangre en el tejido cerebral.

Entre un 6% y un 9% de la población tiene este abultamiento o aneurisma, que podría romperse en cualquier momento. Incluso pueden ser visibles en una resonancia magnética; si el aneurisma es de un tamaño medianamente pequeño, los médicos no recomiendan la peligrosa cirugía invasiva.

¿Cuándo se sufre una ruptura?

Con la descripción anterior puedes pensar que la sangre corre a chorros por todo el lugar, pero la verdad no es tan dramática. De acuerdo con Riina puede darse un goteo durante un momento, pero en general es un tapón plaquetario. Sin embargo, incluso este pequeño goteo puede ser fatal. Entre el 30% y el 50% de los pacientes muren inmediatamente después de que ocurra una ruptura.

La pequeña fuga de sangre irrita los tejidos cerebrales, y esto aumenta drásticamente la presión dentro de la cabeza. Además la pérdida de sangre es catastrófica, pues estas regiones del cerebro necesitan un suministro constante de sangre para funcionar como deberían.

La presión y la falta de sangre se combinan para inducir la muerte o la inconsciencia. Signos y síntomas de ruptura. 

Signos y síntomas de una ruptura

Algunos de los síntomas, explicados por gente que ha sufrido una ruptura:

  • Dolor de cabeza insoportable.
  • Rigidez en el cuello.
  • Hormigueo en la cara.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Convulsiones.
  • Debilidad en las extremidades.
  • Visión borrosa o doble.
  • Cansancio extremo.

De estos síntomas podemos decir que el principal es el dolor de cabeza, el resto serían secundarios. El marido de Colagrossi lo describe como  “el peor dolor de cabeza de tu vida”. Se puede sentir en cualquier lugar y en cualquier momento, aunque con más intensidad detrás de los ojos. Y aunque este dolor es difícil de describir, algunos lo comparan con ser golpeado por un rayo, otros han dicho que se sentía como oír un disparo.

¿Qué se debe hacer?

El consejo de Riina es que si tú o alguien cercano a ti experimentáis cualquiera de estos síntomas, hay que llamar a una ambulancia o ir directamente al hospital. Los médicos pueden disipar la presión que resulta de la ruptura, aunque esto no quiere decir que todo vaya a estar bien.

Un tercio de los que reciben tratamiento muere, otro tercio sufre un deterioro permanente, y una tercera parte vuelve a la normalidad. El objetivo de la Fundación Lisa Colagrossi es aumentar el número de personas que vuelven a la normalidad. 

“Si alguien hubiera hecho el trabajo que ahora estamos haciendo para sensibilizar a la gente, Lisa y millones de personas todavía estarían vivos.”

ATTIKA CONTIGO

NÉSTOR TRESPALACIOS ROMERO

MEDICINA POR NATURALEZA

CITAS MÉDICAS: 251 14 97

MED – COL

 

Share This