En este comienzo de año se está dando une estancamiento energético en todo el planeta, hay algo que no ha dejado que el 2017 desaparezca totalmente, esto no ocurre a menudo, por lo general a los pocos días de comenzar un nuevo año ya el anterior se queda en el pasado.

Este año 2017 está muy arraigado en este año presente 2018, el planeta se está desestabilizando poco a poco, aunque aún no ha habido nada de magnitudes más grandes que comprometan la vida humana.

Toda esta semana estaremos trabajando con la carga protectora para estar protegidos contra todo, las cargas que ustedes tienen están debilitadas y si es así usted debe cambiarla, debemos estar atentos con la inestabilidad del planeta.

El planeta tierra está en una fase de no haberse desprendido del 2017, está haciendo una especie de exclusión del año pasado, debemos hacer una lista de las cosas que desean que desaparezca de su vida, cuando usted sabe lo que quiere, el universo ayuda a que esas cosas que no desea desaparezcan.

El ser humano no conocía el poder de las fuerzas superiores, ahora que conocemos estados de existencia superior podemos ver estos como nos ayudan día a día.

Debemos proyectar en este año lo que queremos para nuestras vidas, debemos desprendernos de todo lo que nos produce un estancamiento, debemos desear y proyectar tener una nueva energía, dejar atrás los roles de vida que nos perjudican, hemos vivido con una falsa programación de que Dios nos castiga, que debemos hacer lo difícil porque así nos veremos premiados, estos y otros conceptos equívocos lo que hacen es generar un estancamiento en nuestras vidas.

En el año que paso se generaron memorias que vienen a este 2018 para que se hagan reales, puede que estemos repitiendo el año 2017, esto ya ha pasado, en esta era hablando de los últimos 60 años esto no ha sucedido, pero posiblemente nos repita lo que pasamos en el año 2017, lo bueno será maravilloso repetirlo pero lo malo no.

Estamos en una sociedad que discrimina y señala, pero también en una sociedad donde no nos interesamos más allá de lo que somos nosotros y el planeta tierra y sus habitantes nos son indiferentes, en este anclaje que se está dando del 2017 en el 2018 se pueden presentar cosas que no son tan convenientes, las enfermedades se estancaran y seguirán, los dolores, el odio y los rencores con los que usted estuvo el año pasado seguirán latentes.

Cuando estamos comenzando año pensamos por qué no se ha querido ir el 2017, es porque estamos anclando lo malo a un eterno presente, agradecemos la tragedia, las violaciones, aunque no digamos literalmente, recibimos concejos, falsas programaciones, implantaciones, damos la responsabilidad a un gran Dios de lo malo que pasa y esto lo que hace es que el mal tome muchas más fuerzas.

Lo que en un pasado hice para conservar el mal, el sacrifico y el dolor hacen que en este presente esto se siga dando en nuestras vidas y en nuestra realidad.

Hoy reactivaremos unos protocolos como una memoria para que nos desprendamos de una vez por todas de lo malo del 2017, todo lo que paso el año anterior en el planeta, en sus vidas malo o bueno, pero cuando hablamos de un protocolo hablamos de desprendernos de lo malo en nuestras vidas.

Si usted tiene claro que fue lo malo en el 2017 en su vida y que sepa que jamás quiere volver a vivir esas situaciones debe hacerse un protocolo, en el planeta tierra hay un eje magnético que se une a cada uno de los seres humanos vivos, al tenerlo unido a nuestro sistema de energía todo lo que pasa en el planeta ame compromete así sea en la última orilla del mundo, es una realidad del planeta que afecta a todos sus habitantes.

Estamos viviendo realidades cruzadas, puede que lo que le sucedió a alguien nos afecte, debemos saber que hay una afectación del karma planetario, este determina que las memorias de los seres humanos y el planeta hacen que  el ser humano las tome como realidad propia, o sea que algo que le sucedió a un ser humano en cierta parte del mundo afecte a otro en cualquier otro lugar.

El karma planetario compromete al ser humano, se compromete y toma esto como una realidad propia, el planeta es un ser vivo que guarda memoria y hace un proceso de horizonte futuro.

A 2017 no desprenderse de todo, se genera esta falla planetaria que tiene repercusión en el futuro,  pueden suceder varias cosas con esto que se está presentando.

Vamos a vivir realidades de alguien más (karma planetario) nos mantenemos en una misma frecuencia, esta es una onda vibraciones que tiene cada ser humano, a través de estas nuestro pensamiento viaja o se estanca cuando no tenemos la frecuencia alta o evolutiva.

Cuando llega una realidad que no nos pertenece y tenemos un karma planetario que nos afecta esto lo sentimos, nosotros no tenemos una buena relación con el planeta, hacemos cosas que no debemos hacer entonces por eso nos vemos afectados.

Para subir la frecuencia, aumentar la vibración debemos saber qué es lo que hicimos y decidir qué cosas son las que no queremos, al hacerlo el planeta entiende ese comando y nos genera soluciones, pero si agradecemos todo lo malo el mismo nos premia con más de eso malo, el 2017 está anclado en este presente.

Ese protocolo reestructurado, para subir la frecuencia y las realidades aleatorias que se están presentando y que no nos llegue ninguna mala, pero las buenas no nos llegan tampoco porque no estamos preparados para recibirlas, esto se hace para un fin, cuando se unen dos frecuencias del año anterior y este hay un estancamiento en tiempo y espacio, esto presenta que el tiempo este lento, que no se vea el progreso del año en curso, cada vez que se termina año hay una frecuencia que se va yendo.

REALIDADES CONCEPTUALES DE TIEMPO Y ESPACIO

YACCO  PROTOCOLO RESTRUCTURADO

  • Para que las realidades aleatorias del planeta no nos afecten.
  • Rechazar las enfermedades y los ataques que van a suceder por la expulsión  de criaturas marinas (especies microscópicas de otras dimensiones).
  • Despojarse de todo lo malo del año anterior (2017).

Todo lo que ha pasado en el planeta tierra tiende a repetirse porque hay algo que está deteniendo el tiempo, ha habido más dejaba desde el comienzo del año que en años anteriores, vivimos cosas que creemos haber vivido ya, está fallando la memoria del ser humano, hay realidades conceptuales, que se repiten, el 2017 se aferró al 2018, pero también viene aferrado al 2016 y 2015.

En los fondos del mar,  en uno de ellos, hay unas criaturas microscópicas, de competo daño al ser humano  que entraron como un proceso nocivo en el año 1942, entraron en una etapa invasiva al planeta.

Dios creo unos seres de protección para el planeta y sus los seres humanos que han ayudado tanto que si no estuvieran el ser humano ya hasta tendría deformaciones y problemas congénitos pero estos seres nos ayudan a conservar con este aspecto humano que nos caracteriza.

En el año 1042 llegaron una especie de burbujas gigantes que cayeron a la tierra en terreno seco, de ahí salieron unos seres microscópicos para dañar al ser humano a través de la sangre, de unas 10.000  esferas microscópicas que se alcanzaron a liberar unas 710, esto es demasiado, esto fue un ataque contra reloj, las otras esferas las atraparon y enterraron en el fondo del mar, pero estas se pueden liberar, el agua tiene un movimiento ondulatorio, con el anclaje del año pasado con este genera una colisión y el mar puede expulsar a la superficie estas criaturas.

Nosotros no queremos que las malas realidades que le sucedieron a otro ser humano nos afecten, el protocolo reestructurado nos va a ayudar a que esto no suceda.

Nuestro ADN se basa en carbono, este y el fosforo, van a nacer seres humanos con base de fosforo en su organismo, va a haber seres que regeneran a velocidades enormes, cicatrices, cirugías, la raza humana está cambiando, nuestra base primordial es el carbono, hay seres que creen en la inmortalidad, extraen de nosotros el carbono, son seres que nos llevan 2000 años a futuro, que tienen esa información y esa capacidad.

La energía es ondulatoria, el pasado 2017 esta enlazado al 2018, entonces usted podrá ver movimientos ondulatorios, esto son proyecciones holográficas de tiempo y espacio, no son reales, pero usted podrá tener síntomas como…

SINTOMAS DE QUE EL PLANETA TIERRA NO SE HA DESPRENDIDO  EN ESTE AÑO 2018 AL AÑO ANTERIOR 2017

  • Vivencias déjà vu frecuentes.
  • Sentir cosas de un futuro.
  • Lapsus de tiempo y espacio.
  • Proyecciones holográficas de tiempo y espacio.
  • Perdida de la memoria de traslación (movimiento).
  • Puede haber casos de tele-transportación de objetos, aparición de cosas que no son suyas en su hogar.
  • Pueden haber casos de tele-transportación de seres humanos y de animales.
  • Aparición de vórtices de tiempo y espacio en su entorno.
  • Perdida de dinero de sus manos, sus bolsillos o su hogar.
  • Perdida de la memoria temporal.
  • Sufrir de miedo, susto.
  • Pueden generarse proyecciones holográficas de usted mismo o de alguien más en su entorno.

Para permanecer en esta realidad a la que pertenecemos, debemos estar preparados, nosotros no lo sabemos manejar, cuando a usted todo se lo cambia usted no sabe manejar nada.

Esto está dándose desde el 6 de enero, esta información y este anclaje, encausado con el 2017.

Conscientes del infinito AMOR A DIOS.
Esperamos de ustedes una aproximación mayor a ÉL.
Confío que esta información sea provechosa en la búsqueda de sus ideales basados en la evolución y respeto, solo así alcanzaremos una gran sensibilidad y un alto grado del desarrollo del SER.
BRISSA AVHALON
Share This