Los tomates son dulces, sabrosos, y muy versátiles en la cocina; es por esto que ya son una opción bastante atractiva. Sin embargo, hay muchas otras razones por las que deberías consumirlos con más frecuencia. Estos frutos rojos están llenos de vitamina C, son bajos en calorías y están libres de grasa, pero ¡eso no es todo! Aquí hay 10 cosas extras que el tomate hacer por tu salud:

  1. Están llenos de todo lo necesario para gozar de una buena salud

Una porción de tomates rojos maduros está llena de ricas fuentes de vitaminas A, C, K, ácido fólico y potasio. La cantidad de sodio, grasas saturadas, colesterol y calorías son muy bajas. Ellos están llenos de tiamina, niacina, vitamina B6, magnesio, fósforo y cobre, que son esenciales para nuestra salud. En una sola porción, los tomates pueden proporcionar 2 gramos de fibra, que es el 7% de la cantidad diaria recomendada.

  1. Promueven la salud de la piel

Al igual que las zanahorias y las patatas dulces, los tomates contienen beta-caroteno, el cual contribuye en la protección de la piel contra el daño solar. También contienen licopeno, que ayuda a reducir la sensibilidad de la piel a los rayos UV – uno de los principales contribuyentes de las líneas finas y las arrugas en nuestra piel.

  1. Fortalecen los huesos

Gracias a su rico contenido en vitamina K y calcio, los tomates proporcionan el impulso que necesitan nuestros huesos para funcionar de la manera adecuada, ya que estos minerales ayudan a fortalecer y reparar los huesos. El licopeno (pigmento rojo) que se encuentra en los tomates, así como las zanahorias y sandías, mejoran la masa ósea y sirven como una excelente opción natural de combatir la osteoporosis.

  1. Ayudan en la lucha contra el cáncer

Los tomates son agentes naturales para combatir el cáncer, y probablemente uno de los alimentos más deliciosos que puedes comer. Su concentración de licopeno (de nuevo) ayuda a reducir el riesgo a sufrir de diversos tipos de cáncer, incluyendo la próstata, boca, garganta, faringe, cervical, estómago, esófago, rectal, colon y ovario. Esto es debido a sus propiedades antioxidantes (vitaminas A y C), lo que ayuda a combatir los radicales libres que causan el daño celular.

  1. Mantienen estable el nivel de azúcar en la sangre

Si pensabas que el consumo de alimentos dulces no ayudan a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, es que todavía no has escuchado hablar de los beneficios de los tomates. Debido a su gran fuente de cromo, los tomates son reguladores del azúcar en la sangre. Así que no olvides de agregar más de ellos a tu dieta diaria.

  1. Mejoran la salud de tus ojos

También puedes obtener fabulosos beneficios para la visión mediante la inclusión de más cantidad de alimentos color rojo en tus platos. Uno de los nutrientes que se encuentran en los tomates, la vitamina A, mejorará la visión y la ceguera nocturna. Según estudios recientes, los tomates también reducen el riesgo de sufrir de degeneración macular, que es una condición seria e irreversible de los ojos.

  1. Impulsan la salud del cabello 

Además de ser beneficioso para los ojos, la vitamina A que se encuentra en los tomates también puede aumentar la salud de tu cabello. Así que si quieres tener un cabello más brillante y sedoso, ya sabes lo que tienes que hacer. 

  1. Evita los cálculos renales y biliares

Los cálculos renales y biliares son problemas comunes de salud que se pueden prevenir mediante el consumo de tomates, sobre todo si se comen sin las semillas.

  1. Alivian el dolor crónico

¿Sabías que los tomates también pueden combatir el dolor? Si estás sufriendo de dolores leves o moderadamente crónicos, como la artritis, la inflamación crónica o el dolor de espalda, es posible que desees considerar a los tomates como un remedio natural. ¿Por qué? porque son ricos en bioflavonoides y carotenoides (ambos agentes antiinflamatorios), lo que significa que el consumo de tomates puede reducir considerablemente el dolor.

  1. Ayudan en la pérdida de peso

Los tomates están llenos de agua y fibra, lo que los hace un excelente alimento para perder peso porque dan una sensación de llenura por más tiempo. Los tomates son perfectos para comer pequeños bocaditos entre comidas o en ingredientes como ensaladas, guisos o sándwiches. El consumo de tomates no sólo te dejará saciado y sino que te aportarán grandes beneficios para la salud.

Consejos: formas de incluir a los tomates en los alimentos

– Añade rodajas de tomates a los sándwiches, si tienen carne, pescado, o son vegetarianos.
– Haz un sándwich de tomate, añadiendo un poco de mostaza o mayonesa.
– Agrega los tomates picados a cualquier ensalada (a temperatura ambiente, si es posible).
– Haz salsa de pasta de pulpa de tomate (enlatado, cocinado o hecho en casa), en lugar de cremas.
– Bebe zumos de tomate o prepara batidos de tomate.

– Agrega los tomates picados en tus huevos revueltos o tortillas.

– Cómelos crudos a media tarde.

– Añádelos a guisos y sopas.

– Sírvelos en los guisados sobre las papas al horno o puré de patatas.

– Haz una salsa de tomate para servir con carnes, pescados o ensaladas.

ATTIKA CONTIGO

NÉSTOR TRESPALACIOS ROMERO

MEDICINA POR NATURALEZA

CITAS MÉDICAS: 251 14 97

MED – COL

Share This